Prevención del cáncer de piel

Prevención del cáncer de piel

Unos sencillos consejos te ayudarán a prevenir el cáncer de piel. Síguelos atentamente.

Todo el mundo tiene manchas en la piel, son parte del proceso normal de hacerse mayor. Sin embargo, a veces pueden ser el signo de algo más preocupante.

Revise su piel de forma regular (una vez al mes) en busca de manchas sospechosas. Si tiene dudas, consulte a su dermatólogo.

Fíjese especialmente en las manchas que:

  • Han cambiado de tamaño, color o forma.
  • Tienen varios colores.
  • Pican o sangran.
  • Parecen una herida pero no cicatrizan.

Esté atento a los signos de sospecha de cáncer de piel; si ve alguno, no retrase su vista al dermatólogo.

Consejos:

  • Extreme las medidas de protección para los niños (uso regular de un protector solar con un factor elevado, más de 50, camisa y gorra).
  • No olvidar de darse el protector solar en orejas, cuello y calva.
  • Busque la sombra y no se exponga al sol en las horas centrales del día (entre 12 y 16 horas).
  • Proteja su piel y sus ojos (gorra, camiseta, gafas).
  • Deje que su piel se acostumbre al sol de forma gradual. Evite las quemaduras solares.
    • Si su piel se enrojece al ponerse al sol, eso significa que se ha quemado.
    • Cuando aparecen ampollas o dolor que duran más de 2 días, se considera una quemadura grave.
  • Aplique el protector solar con un factor elevado (más de 50) cada 2 horas.
  • Evite el uso de cabinas de bronceado.

 

SERVICIO DERMATOLOGÍA. HOSPITAL UNIVERSITARIO RAMÓN Y CAJAL.

Compartir